domingo, 19 de agosto de 2012

Se acerca el invierno II - La O está de moda porque es redonda

Si el otro día hablé de lo que se cuece en cuanto a móviles y tablets (en concreto las de Microsoft), hoy toca hablar de mi tema favorito: los videojuegos. ¿Qué grandiosas novedades veremos si el mundo tiene la delicadeza de no acabarse este año?

Ouya: La consola para el pueblo, financiada por el pueblo

KickStarter está que arde. Desde que Tim Schafer sacó su proyecto "Double Fine Adventure" para ser financiado por la comunidad y recaudando 3 millonacos, son muchos los juegos que se han apuntando al vendaval, recaudando ingentes cantidades de dinero: Wasteland 2 (2,9 M$), ShadowRun (1,8 M$), The Banner Saga (700K$), el nuevo Larry (600K$), Carmageddon reincarnation (600K$), Tex Murphy - Fedora (500K$), y la lista sigue... KickStarter es una forma curiosa de "democratizar" cualquier proyecto y está claro que hay pasta a raudales. 

Gracias a KickStarter se han fundado proyectos de todo tipo,
como este disco de Amanda Palmer (ni idea de quién es), que
recaudó 1,1M$. No sé si será el futuro de la música, pero no
me veo donando para que Shakira saque un nuevo disco, aunque
sí que donaría para evitarlo.
Y qué mejor forma de lanzar una nueva consola que pidiendo a la gente que esté interesada que financie su desarrollo. Y parece que hay interés, ya que ha recaudado 8,5 Millones, gracias a 60.000 individuos (entre los que me incluyo).

A Jason Biggs (American Pie), en cambio, no le fue tan bien
con KickStarter y su proyecto para salvar la democracia
americana, recaudando sólo 1K, de los 5K que necesitaba.
Debió darse cuenta de que la democracia americana
no tiene salvación, al igual que la española.
La Ouya nace con una premisa muy interesante: Consola barata open-source, y juegos gratuitos. Y para ello cuenta con un procesador Tegra 3 y un sistema operativo basado en Android. Básicamente es coger un SmartPhone de última generación, quitarle lo que sobra y meterlo en una caja. En definitiva, no sirve para nada más que jugar a tristes y patéticos juegos para móviles como los que hago yo, ¿o no?

Prevista para Marzo de 2013, no habrá llovido para entonces...
Lo cierto es que se lo están montando muy pero que muy bien. Se ve que han estado moviéndose como un vaso de cristal de bohemia en un concierto de Rammstein para traer juegos de última generación de la mano de OnLive (leer más abajo) y convertirse en un centro multimedia con VEVO, y XBMC, TuneIn. Si le sumamos que es open-source y no le faltarán emuladores y cualquier otro tipo de hack interesante (se supone que también es open-hardware), por sólo 100$ pinta cojonudamente (no sé muy bien dónde se han quedado los juegos gratis, pero da igual).

Pero la gran duda es: ¿Puede competir con XBox y PlayStation? La cosa no está clara. Los desarrolladores de las ligas superiores no se molestarán en hacer un juego para esta consola si no tiene una base de usuarios suficientemente grande. Y ahí está la duda, porque si es suficientemente atractiva para atraer a millones de usuarios como las consolas de siempre está aún por ver. A un desarrollador que hace un juego para Android, no le costará demasiado (o nada como imagino que es la intención) que su juego salga para Ouya, pero no deja de ser un port de un juego diseñado para móviles/tablets. Y lo que parece que está claro es que será bastante menos potente que cualquier consola de la próxima generación (y de la actual, aunque desconozco las características concretas), lo que significa que un juego diseñado específicamente para Ouya no va a ser un portento tecnológico, que al fin y al cabo son los que más suelen vender.

Sin embargo, ¿para qué iba a querer competir con las consolas grandes? El negocio ya lo han hecho, con OnLive tendrá juegos para siempre (si no cierra) y con Android se traerá a muchos indie-developers, que tendrán una forma fácil de publicar sus juegos en una consola para tele y con un mando clásico. El comprador estará contento, y el vendedor, mucho más.

Origin y Steam: ¡Corre a las rebajas!

Me acuerdo la primera vez que me tropecé con Steam. ¡Cómo lo odiaba! Ese malware que se interponía entre tu juego recién descargado del E-Mule y tú. Más lo odié aún cuando, al comprar Half-Life 2, fui obligado a pasar por el aro.

Y es que todo son pegas: ¿Juegos por descarga? ¿Sin caja? Sin nada físico que puedas almacenar y cuidar como oro en paño, estos juegos sólo están disponibles mientras exista Steam. ¡Y encima necesitas estar conectado para jugar! si Internet no funciona, no hay nada que puedas hacer (vale, puedes crackear los juegos, pero ¿cómo te bajas el crack si no tienes Internet, listillo?).

Pero las cosas cambian con el tiempo, y comienzas a ver las ventajas... Es relativamente fácil hoy día aprovechar ofertas en Steam para conseguir juegos a precios muy bajos, incluso en torno a los 5€ (aprovecho para recordar que una entrada de cine puede costar más de 8€ aquí en Madrid). Pero también  permite jugar en cualquier ordenador, por ejemplo, nada más dejar de jugar en mi PC de escritorio, puedo seguir jugando al mismo juego en mi portátil y continuar en el momento de la partida en que lo había dejado, ya que almacena las partidas (de algunos juegos) en la nube.

¿Qué tendrán las rebajas que tanto nos gustan?
Al menos en Steam no tienes que pelearte con un
montón de marujas, ya que las existencias
 no se agotan...
Y lo cierto es que Steam ha tenido tanto éxito (en este mismo momento hay 4 millones de usuarios conectados, que no registrados), que EA se desvinculó de ella para hacerle la competencia con Origin. Además, cargó contra las políticas de precios reducidos, declarando que devalúan los juegos y las propiedades intelectuales. Los creadores de Steam se defendieron, por su parte, argumentando que las rebajas no son dañinas y que ellos no lo harían con sus juegos si fuera así. De hecho, ya hace unos meses, Gabe Newell comentó en una conferencia que, experimentando con las rebajas, había llegado a multiplicar por 40 los beneficios de un juego. Irónicamente, poco después de esas declaraciones, EA anunció sus rebajas de verano en Origin. En fin: bla, bla bla...

Extraído de  http://zombiepocalypse.org
¿Pero no iba a hablar del futuro? A ello voy. Parece que va a haber mucha competencia entre plataformas de descarga de juegos, con Amazon por ahí, que vende claves de Steam pero que tiene su propia plataforma también, y recordemos también a GamesPlanet (que también acaba de sacar su propia plataforma de crowdfunding para juegos) y Good Old Games, no sé si hay alguna más. Y parece que todos los grandes Publishers están en el camino de crear sus propias plataformas: Siguiendo a Origin de EA, Ubisoft acaba de abrir su propia tienda llamada UPlay. Veremos si de todo esto sale alguna idea interesante, aunque de momento parece que además del launcher de Steam, vamos a tener instalados 20 launchers en nuestro PC, y que la competencia se va a limitar a poco más que exclusivas.

Y quizá fruto de esta competencia sean los nuevos movimientos de Steam. Uno de ellos es el sistema GreenLight, que pretende democratizar los lanzamientos delegando en los usuarios de la plataforma para que den "luz verde" a los juegos que estarán disponibles en la plataforma. Algo parecido a lo que sucede con los juegos indie en XNA de XBox. En realidad, no sé si me agrada esta idea, puesto que pueden perderse lanzamientos interesantes que no consigan el apoyo suficiente, aunque quizá sea una alternativa mejor a que lo decida un empresario.

Otro es Big Picture, del que no se sabe mucho más que intenta llevar a la tele los juegos de Steam. Resulta que al final los rumores sobre una supuesta consola Steam-Box eran infundados, aunque esto viene a ser lo mismo ¿no?

Por otro lado, ya vimos el otro día que este tipo de plataformas puede tener un problema con los nuevos S.O. de Windows y su tienda propietaria. Es por ello que Steam está dando un paso más allá, y está preparando el salto a Linux (ya funciona en Windows y Mac, y tiene algún arreglillo con PS3), donde espera triunfar si Windows se corrompe. Y no sólo eso, también pretende vender software más allá de los juegos. Me pregunto si en el futuro venderá también ropa y complementos. O tal vez se convierta en una tienda de items freemium común para todos los juegos...

Nota: Ya sé que en el títulillo pone Origin y prácticamente sólo he hablado de Steam, pero quedaba mejor por lo de la 'O'.


OnLive: Nube tormentosa

Desde hace unos años, se viene hablando de OnLive. Para los que aún no lo conozcan se trata de un servicio para jugar en streaming o también llamado cloud-gaming (jugar en la nube). He hecho un complejo diagrama con mi tableta gráfica para que se entienda:

En esencia, nuestro PC (o cualquier dispositivo), envía los comandos
recibidos del mando para que sean procesados en los servidores de OnLive.
Estos nos devuelven la imagen a modo de video en streaming del juego
 al que estemos jugando.
La gracia del asunto es que al ejecutarse todo el juego en el servidor, no se necesita apenas más que una pantalla y un mando (o tecaldo o ratón) para jugar, siendo los servidores los que cargarán con todo el proceso del juego. Esto hace que no sea necesario renovar el hardware cada cierto tiempo: nos olvidamos de tener que comprar una consola cada 5 o 6 años, o actualizar los componentes de nuestro PC, ya que los servidores de OnLive siempre estarán a la última (o eso se supone).

Actualmente, se puede comprar tanto el acceso ilimitado a un determinado juego, alquilarlo por unos días, o pagar una suscripción mensual de 9,99$ para acceder a una selección de juegos creciente (sin las últimas novedades). Para probarlo, basta con descargar el programa gratuito para PC desde su web, y registrarse, y te dejan jugar por tiempo limitado a algunos juegos (o ver jugar a la gente todo lo que queramos).

Es bastante chulo, en realidad, como una tele con muchos canales, pero
tiene sus pegas.
Su principal ventaja es también su mayor problema. Al funcionar a través de Internet, tiene un enemigo clave (al menos en España): la banda ancha. Se necesita una conexión de calidad para que no se note el retraso al jugar. Además tiene todos los problemas derivados de la dichosa nube: nosotros ya no poseemos nada. Todo se queda en OnLive. Si hemos comprado 380 juegos y OnLive cierra, es dinero perdido. Si OnLive decide dejar de servir nuestro juego favorito, ajo y agua.

El último problema (para algunos) es que este modelo dificulta mucho la piratería. Si el futuro de los juegos pasa por un servicio como este, sólo podremos jugar a aquello por lo que paguemos y pasará a ser como la tele: los que tengan poco dinero tendrán que conformarse con una pobre selección de juegos, como los que no tienen más remedio que ver Ana y los siete en TVE. Aunque siempre se puede confiar en que los hackers rusos encuentren una vía alternativa.

Total, el tema de si esto es el futuro o no de los videojuegos está aún en entredicho, y no ayuda que recientemente hayan entrado en bancarrota y hayan tenido que ser adquiridos por otra empresa. Veremos cómo se desarrolla la cosa, pero tal vez aún no sea el momento del cloud-gaming. ¿Quién sabe?, tal vez nunca lo sea.


Oculus Rift: ¿El sueño de Carmack?

John Carmack, es uno de esos genios frikis que para muchos puede ser desconocido pero que en su día revolucionó la forma de hacer videojuegos inventando la forma de renderizar gráficos 3D en tiempo real que se usa hoy día. Desde hace tiempo, viene avisando de que el futuro de los videojuegos pasa por la realidad virtual. Y yo no haría mucho caso a esa afirmación si no viniera de quien viene.

Pero lo cierto es que la realidad virtual es algo que siempre ha estado ahí, esperando a que alguien consiga traerla al público masivo, y que tras muchos intentos y diversos tipos de aparatosos cascos, no ha conseguido colarse.

Nintendo también hizo su intento
con la Virtual Boy, que proyectaba
¡imágenes en 3D y 2 colores!

Esto sí que es un cómodo dispositivo de
realidad virtual. Muy portable también














Hoy en día todos sabemos que con la tecnología actual se podría crear por fin un sistema de realidad virtual bastante decente, y eso es justo lo que los chicos de Oculus Rift vienen a contarnos en su proyecto de KickStarter que ha recaudado por el momento 1 millón y pico. Pero no lo han hecho solos, y han sido respaldados por varias personalidades de la industria del videojuego incluyendo el propio Carmack. Por lo que se ve en el vídeo se trata de unas gafas con tecnología 3D, y head-tracking, usando una pantalla de alta densidad de píxels y con un amplio rango de visión que llega hasta los 110º, por lo que no se verá el borde de la pantalla, haciendo que casi sientas que estás en el juego (o eso es lo que dicen).

¿Será este el aspecto que tendrá el acercamiento definitivo a la realidad virtual?
No sé si llegará a buen puerto esta intentona, pero tengo curiosidad por probarla y ver de qué es capaz. De momento,  hasta el 1 de Septiembre, los que quieran pueden colaborar con el proyecto mediante KickStarter y recibir  en Diciembre un prototipo de estas gafas por 300$.

Conclusiones

Gracias al crowdfunding, y en concreto a KickStarter (más bien a los usuarios de KickStarter), se está manteniendo vivo el espíritu indie en los videojuegos, y de momento parece que va a perdurar, con iniciativas como Ouya y un montón de gente interesada detrás. La moda de KickStarter puede ser pasajera, pero se ha demostrado que los usuarios pagan por lo que quieren, sea el momento que sea.

El tema de las tiendas propietarias, nubes y streaming, puede suponer un problema si finalmente se llega a que todo sean sistemas cerrados. Aunque estos sistemas cerrados sean semi-abiertos, siempre habría que pasar por el filtro de una gran empresa, lo que no mola mucho. Actualmente cualquier colgado en un garaje puede distribuir un juego o software para PC, sin tener que pasar por nadie, pero puede que en un futuro cercano no sea así. Por otro lado, estar en estas plataformas facilita el ser encontrado y la visibilidad que de otra forma es muy difícil conseguir, y hoy por hoy no es difícil entrar en ellas.

Bueno pues aún me quedan temas para un tercer capítulo, que escribiré durante estas vacaciones. Espero que estos resúmenes le estén siendo de ayuda o de interés a alguien, y si no, pues nada, ¿qué se le va a hacer? Seguiré en mi propia nube.

2 comentarios:

  1. Sirven, se agradecen, se esperan con interés y se leen con fruición.
    ¿Y no hay nada acerca de videojuegos y realidad aumentada? Creo que ese será un nuevo filón tipo pokemon...

    Un abrazo crack!

    PD. hay que verse!

    ResponderEliminar
  2. Por ahí estaba el juego ese de la PSP, Invizimals, que era tipo pokémon, creo, y fue todo un éxito. Con la nueva PSVita creo que también hay algún juego en el horno con algo de eso.

    Buscaré a ver si encuentro cosillas y las meto en el siguiente capítulo.

    ResponderEliminar