domingo, 17 de julio de 2011

Post-Mortem: 1 Año de blog

Ha pasado un año, aproximadamente, desde que retomé esa (no tan rara) práctica de poner en público cualquier memez (que viene de la palabra mème, pero con una z) que se me pase por la cabeza. Fue un caluroso 24 de Julio de 2010. Yo era joven, con ilusiones, ideales y unos  cuantos pelos más en la cabeza.

Han cambiado muchas cosas desde entonces. Corría el verano de 2010, y la gente se preguntaba ¿acabará por fin la crisis de eurovisión?, ¿le habría dado ese beso Iker a Sara si hubieran perdido contra Holanda?, ¿será el próximo Pro Evolution Soccer el definitivo simulador de fútbol?.

Todavía no existía el Windows Phone 7, yo despotricaba aún sobre los juegos para móviles, nadie cuestionaba la seguridad de las cuentas de PSN, y ninguno éramos capaces de figurarnos que podría ocurrir semejante desastre natural.

Hoy, para despedirme ya que estaré un par de semanas de vacaciones, toca postear un análisis frío y objetivo de este año de blog. Así que voy a hacer un resumen al estilo de un post-mortem de un videojuego.


Los Datos

Visitas: 834
Entradas: 65
Comentarios: 26

Post más vistos:

  1. 3D Hasta en la sopa I - La historia del 3D (20 visitas) - Un intenso análisis sobre la historia del 3D que se remonta al siglo 19.
  2. Blaaps! Pasa la certificación de Microsoft (16 visitas) - Autopropaganda sobre Blaaps! nada reseñable.
  3. La cazadora de Gonzo (13 visitas) - ¿Es Gonzo el que lleva la cazadora, o es la cazadora la que lleva a Gonzo?
  4. 3D Hasta en la sopa II - ¡3D, pero sin gafas! (11 visitas) - La tecnología del 3D al desnudo.
  5. Resumen de la Global Game Jam 2011 (11 visitas) - La historia de delete this.game; nuestra propuesta para el tema "extinción". 
Tecnología usada: Uno o varios PCs, Blogger, Google, Wikipedia, Photoshop, Tableta gráfica Bamboo, Windows Phone 7, silla de oficina estándar con asiento ajustable, zapatillas de andar por casa malolientes, camiseta con el logotipo "mola" de movistar, calzones Calvin Klein falsos made in china.

¿Qué ha ido bien?
  • Mejora - A lo largo de todo este año, he ido mejorando (o eso creo) tanto en forma, como en contenido. También he ido mejorando en mi habilidad para usar Blogger, incluyendo widgets que desconocía, y ciertos descubrimientos sobre formato (¡Las fotos se pueden poner a los lados del texto!). Incluso ha habido una mejora en el número de visitas mes a mes, no preguntéis porqué (¿habrá gente que repita?). 
  • Constancia - He escrito más o menos a un ritmo constante. Más largo o más corto, mejor o peor, pero, al contrario que en otras actividades como el gimnasio, he aguantado con valentía y constancia, sin perder la fe ni las ganas, ni desmayarme... Creo que me he acostumbrado bastante a ello.
  • Aprender sobre cosas, sólo por el hecho de escribir sobre ellas - El escribir sobre cosas de las que no se tiene ni idea, te obliga a buscar mucho por Internet. He tratado de no inventarme más de la cuenta, y de investigar todo lo necesario, hasta no entender lo que estaba leyendo (ahí es donde suelo parar). He aprendido mucho sobre cine y arte, sobre la ciencia y lo místico, sobre Hanna Montana...
  • Tiene pinta de que voy a seguir escribiendo - Así es. El blog es una forma de aclarar mis ideas y compartir con "el mundo" todo aquello que no puedo compartir de otra forma. Podría hablarle a mis amigos sobre viajes en el tiempo, pero se dormirían en aproximadamente 13,5 segundos (he hecho pruebas). Con el blog, lo escribo y puedo imaginarme a mucha gente leyéndolo y asintiendo con la cabeza, interesados por ello y soltando alguna lágrima de emoción. Por otro lado, siempre me ha gustado escribir, desde que descubrí el Word y comprendí la inutilidad de los cuadernos de caligrafía Rubio. Además, en los tiempos que corren, puedo hacerlo allí donde haya poco más que una tostadora conectada a Internet. Puede que me canse algún día, pero de momento seguiré escribiendo.

¿Qué ha ido mal?
  • Mi antiguo blog fue borrado - No sé cuando ocurrió exactamente, pero, como una pequeña mierda que desaparece al tirar de la cadena, MSN Spaces dejó de existir junto con todo su contenido. Desde luego, "Esquizofrénicos Anónimos" no fue el mejor blog, pero mucha gente llegó a aquí gracias a él (13 para ser exactos). Además había cosas interesantes que me hubiera gustado trasladar. No podrá ser, porque ya no me acuerdo de ellas. Se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia o Rayos-C en la oscuridad, más allá de la puerta de Tannhäuser.
  • Tiene pinta de que voy a seguir escribiendo - Escribir me hace perder bastante tiempo que podría perder en otras cosas (sin dejar de perderlo, porque como demostré, perderlo es bueno). Además, no siempre me encuentro cómodo con la idea, según qué personas lean esto. Puede haber facetas que quiera ocultar en algunas situaciones para no ser discriminado (por ejemplo el hecho de que me gustara Dragonball Evolution), aunque por esto no creo que deba preocuparme hasta que me haga rico y famoso, es decir, hasta 2013 por lo menos.
  • Cambio de nombre y URL - Tampoco estoy seguro al 100%, pero imagino que el cambio de nombre y dirección no le ha venido bien al blog. Alguno habría que usaba un enlace al anterior y un día se encontró con que ya no existía y no aparecía en Google. Cambiar el nombre de la noche a la mañana y sin avisar, nunca es buena idea: Project Natal / Kinect, NGP / PS Vita, Project Café / Wii U (bueno quizá en este caso sí).


Y eso ha sido el post-mortem. Podría hablar sobre todo lo que me ha pasado durante este año, pero ya lo habréis leído por aquí, y lo que no habréis leído no creo que os interese... cosas sobre intentos de suicidio mediante sobredosis de hamburguesas, mis problemas de concentración (algunos lo llaman déficit de atención, pero en realidad es todo lo contrario, estoy tan concentrado viajando en mi imaginación que no me entero de lo que me dicen), mis pinitos en la alta cocina que casi me cuestan un dedo (la pasta bolognesa sabe mucho mejor si lleva una pizca de sangre), sueños en los que soy un futbolista que juega la final del mundial en el patio de mi colegio y fallo un gol cantado a pase de Zidane (no es broma, soñé eso un día)... Son cosas de la vida que a nadie le importan - ¡Daros por aludidos spameadores de facebook! Haceros un blog que no tenga porqué leer y dejad para el facebook las cosas verdaderamente importantes como que sólo os faltan 1011 snibbits para conseguir el Báculo Mágico de Fortran, o vais a conseguir que os filtre a todos.

Sólo queda terminar con un agradecimiento a aquellos incansables lectores que me siguen. Sí, vosotros tres, ya sabéis quiénes.

¡Un abrazo!
¡Feliz aniversario y feliz verano!

viernes, 15 de julio de 2011

Causalidades de la vida

Este miércoles me dirigía al trabajo a primera hora de la tarde. Al parar en un semáforo, me fijé en dos chavales de entre 14 y 16 años que estaban charlando alegremente, imagino que ya están de vacaciones. En ese mismo instante, empezaron a pasar por mi mente imágenes de cuando tenía esa edad: las clases de matemáticas con la Concha, el uniforme ridículo del colegio, el "Dulcilandia" donde comprábamos chuches al salir de clase, los primeros botellones, nuestras quedadas en "las plantas"... me preguntaba qué haría si tuviese la oportunidad de volver a esa época, siendo quien soy ahora, y sabiendo lo que sé, pero viviendo de nuevo mi adolescencia, (como en Big pero a la inversa). ¿Haría las cosas de forma distinta? ¿Qué consecuencias traerían los cambios? ¿Sería mejor o peor? Finalmente, el semáforo cambió a verde y continué mi camino hacia la universidad, olvidándome del tema.

Mi madre, de tanto en tanto, por motivos de trabajo visita una editorial de cómics llamada Sins Entido y aprovecha para echar un vistazo al material y quizá comprar algún capricho, en forma de libro o novela gráfica indie. Cuando volví a casa, para mi sorpresa, me comentó que me había comprado un regalo: me había traído un libro manga que le habían recomendado encarecidamente llamado "Barrio Lejano". Aunque al día siguiente era mi cumpleaños, en mi familia no solemos darle mucha importancia a estas cosas y rara vez nos acordamos. En realidad, el regalo se debía a una riña insignificante que habíamos tenido el día anterior, por la que mi madre se sentía un poco culpable.

Esa misma noche, al acostarme, decidí dejar de lado el libro de diseño que estoy leyendo, para leer un par de capítulos del nuevo libro a ver si lograba interesarme. Por una de esas "causalidades de la vida", la línea argumental trata de un hombre que tras equivocarse de tren y volver a su ciudad natal, se encuentra de repente reviviendo su época de adolescente. He de confesar que me emocioné un poco al leer el primer capítulo, cuando el protagonista se encuentra de nuevo con su familia de entonces y no puede evitar llorar de nostalgia delante de todos, dejándoles pasmados. Aunque parezca absurdo, cuando dejé de leer y me preparé para dormir, con toda la mezcla de nostalgia, coincidencia y emoción estaba casi convencido de que me iba a despertar en mi época de colegial. Hoy puedo decir que eso no pasó. 

Cada vez que ocurre alguna circunstancia curiosa de este tipo, incluso siendo todo lo ateo que soy, no puedo evitar preguntarme si hay una razón detrás de todo ello. Me viene siempre a la cabeza el brillante comienzo de la película Magnolia. Cuestión de azar.


miércoles, 13 de julio de 2011

Lo que hay que ver

Lo que hay que ver... Me sorprendo a mi mismo sonriendo como un idiota tras ver este vídeo en el que Windows Phone 7 gana a iPhone y Android en la frecuencia de actualización del navegador HTML5.


Y lo que es más, se me ponen los pelos de punta al leer el rumor de que Nokia se va a gastar una pasta en marketing de Windows Phone 7.

¿En qué me estoy convirtiendo? ¿Acabaré llevando una gorra de Microsoft con pins de Bola de Dragón? ¿Llevaré gafas de pasta? ¿Me pasaré el día enseñándole a todo el mundo las nuevas aplicaciones de mi smartphone? ¿Tiene vuelta atrás esta transformación?

Edito: Me están dando ganas de publicarlo en Facebook, Google+, Tuenti y LinkedIn. ¡Mierda! Acabo de darme cuenta de que ya me he transformado una vez con las redes sociales... ¡Soy como Feezer pero en friki! El twitter no me pillará, el twitter no me pillará, el twitter no me pillará (si lo repito lo suficiente tal vez se haga realidad)

martes, 12 de julio de 2011

FragDolls

Ni la Liga de la Justicia, ni los 4 Fantásticos, ni el Equipo A. Mis nuevos superhérores (o superheroínas en este caso) son FragDolls:


Se trata de una especie de promoción de UbiSoft, pero si ves la web se lo toman bastante en serio. Escriben todas las semanas en sus blogs, van a ferias, y participan en torneos de videojuegos varios. Básicamente son "chicas wooo" pero con mandos de videoconsola.


Esto me hace pensar... bueno en realidad no.

viernes, 1 de julio de 2011

Reflexiones sobre diseño II - El valle inquietante y el efecto prismáticos

Cuando estaba terminando Sky Diver Classic, le pregunté a un compañero qué le parecía, y me respondió que estaba muy bien jugablemente, pero que no le gustaban los gráficos, que debía hacerlo con gráficos que no fueran pixelados. Le respondí que los gráficos pixelados simplificaban, no sólo el arte, sino también la programación, al poder prescindir de ciertas animaciones. No tenia ni idea entonces, pero el asunto tiene mucha más miga, como he comprobado gracias al libro de Jesse Schell.

¿Te has preguntado alguna vez porqué dan miedo los androides con apariencia humana? Echa un ojo al siguiente vídeo:


Es muy siniestro, ¿verdad? Pobre criatura, parece que esté pidiendo que le matemos para acabar con su sufrimiento. Sin embargo, un androide menos realista, como C3PO, WALL·E o Cortocircuito, no resulta tan repulsivo, de hecho resultan adorables.

Todos recordamos con cariño a Cortocircuito,
y eso que es menos parecido a un ser humano que
el androide del vídeo.

El valle inquietante

Esto se debe a un efecto llamado "Valle inquietante" (Uncanny Valley, término acuñado, por cierto, por el japonés del vídeo de arriba, el de pelazo y gafas). Si pones en una gráfica la empatía que produce algo, frente al parecido humano, lo lógico sería pensar que, dado que lo que más empatía produce en nosotros es otro humano, la gráfica resultante es de esta forma:

Pero en realidad, no es así. Cuando algo se acerca suficiente al ser humano se pierde totalmente esa sensación de empatía, resultando una gráfica como la que sigue:

Esto, en teoría, se debe a que el cerebro percibe las diferencias como deformidades, haciendo que un androide casi humano resulte muy siniestro al caer en el valle inquietante (Muñeco Diabólico hace buena cuenta de ello). Esta repulsión no se produce, por ejemplo, en dibujos animados, que se quedan al borde del valle junto a C3PO.

Este efecto se puede ver en juegos cuyos personajes están muy bien modelados, pero la animación no es buena. También influye el sonido, el doblaje y las acciones que se pueden realizar, como no poder saltar una valla de medio metro de alto (Este video lo explica muy bien y con bastante gracia, eso sí, está en inglés).

Ambos juegos fueron realizados en el máster en desarrollo de videojuegos
Como ejemplo, los personajes de Level1 caen en lo más profundo del valle inquietante, al acercarse demasiado al ser humano (sobretodo viéndolos en movimiento). Sin embargo un tono menos realista, como el de Lucy - A great zombie adventure, puede dar muchísimo mejor resultado. 

Evidentemente, sólo hay dos formas de evitar el valle, y es fácil adivinar cual es más barata de conseguir. Además, podemos aplicar el mismo principio casi con todo lo que pretende parecerse a algo que conocemos bien. Los defectos se acentúan cuanto más parecido es a la realidad.

El efecto prismáticos

Por otro lado hay otro efecto que se puede relacionar con el valle inquietante, y es el efecto prismáticos. No sé quien inventó este término, pero se refiere a los prismáticos que se usan en una ópera. Cuando has visto algo al detalle, la memoria retiene la imagen compleja, por lo que al ver una versión simplificada o parcial, nuestra imaginación completa automáticamente la imagen.

Incluso me atrevería a decir que es la misma función del cerebro que permite que veamos objetos completos aunque estén tapados.

Todos podemos ver qué es esto, aunque la mitad esté oculta

Un ejemplo claro es el del Final Fantasy VII. Los personajes con los que juegas son una versión muy simplificada de los personajes que el jugador tiene en mente (Imagen izquierda). Gracias a los vídeos introductorios e imágenes en la caja y libro de instrucciones (Imagen derecha), el jugador percibe un personaje mucho más complejo y detallado que el que está viendo realmente. En los juegos de hace una década, el efecto prismáticos era el pan de cada día, ya que no se podía conseguir lo mismo en animación y en gráficos in-game (ahora mismo hasta la imagen de la derecha está desfasada técnicamente).
El efecto prismáticos se puede usar para evitar el valle inquietante. Si tus personajes tienen una pinta muy chula en imágenes planas, pero en el juego quedan raros, debido a animaciones y entorno, puedes hacer una versión simplificada para el juego, de forma que ya no quede tan deforme, al ser un muñeco mas alejado del ideal humano. Enseñando las imágenes planas del personaje completo, el jugador tendrá en mente esa imagen.

Otro aspecto relacionado con esto es, como explica Scott McLeod en su gran libro "Entender el Cómic", que cuanto más simple es un personaje más proyección y empatía permite.


Todos podemos sentirnos identificados con el garabato de la izquierda, mientras que no cualquiera puede verse reflejado en el personaje del GTA San Andreas.

El efecto prismáticos inverso

El efecto prismáticos, además también puede ocurrir a la inversa. Muchas veces, nuestra mente puede llevarnos a la imagen simplificada cuando vemos la imagen compleja.

Aznar y Bush frente a sus Guiñoles
Muchos de nosotros tenemos tendencia a relacionar a los personajes públicos con la versión más simplificada y adorable del Guiñol de Canal+. Incluso algunos políticos inconscientemente (o quizá no), llegaban a imitar a su guiñol, exagerando los gestos y muletillas, para recordar esa imagen más simple. Es una pena que ya no los pongan en la tele, seguramente podamos culpar a Eva Hache de haberlos matado :'(

Conclusión

La idea del valle inquietante es muy aplicable en videojuegos, y en muchas otras cosas. En el caso de Sky Diver, el hacer los gráficos más simples y pixelados, me alejó del él, permitiendo que las animaciones robóticas no hicieran parecer raro todo el conjunto. Un personaje sin demasiados rasgos característicos, además ayudó a que la gente pudiera identificarse con él. 

Esta es la razón de porqué hoy en día se ven tantos juegos indies que no intentan ni por asomo llegar a gráficos 3D de última generación. Quedarse al borde del abismo siempre es mejor que caer en él intentando cruzarlo.



Además, algunas caricaturas pueden ayudar a crear una imagen más limpia, simple y perfecta que la imagen real. Mi autorretrato pixelado, es un intento de aplicar el efecto prismáticos inverso, apelando al buen recuerdo de los juegos antiguos, y con esos ojos grandes (y sin nariz) que me hacen jugoso y adorable a pesar de la barba. No sé si funcionaría con los que ya me conocen, pero estoy seguro de que sí lo haría con los que no me han visto nunca. Cuando me vieran, es muy posible que tuvieran en mente esa imagen y no la imperfecta realidad.