martes, 10 de mayo de 2011

Estallido II - Diseñando el arma perfecta

Hemos visto pros y contras de la ingeniería genética. Gracias a ella se pueden tratar enfermedades que antes no se podía, y encontrar nuevas formas de sintetizar materiales, pero nunca se sabe cuando el gobierno de EEUU va a crear el arma biológica definitiva para acabar con los terroristas chiies y de paso con el resto del mundo.

El arma biológica ideal

Suponiendo que alguien está investigando en crear un virus o bacteria como arma, es interesante especular sobre cuales son las características del arma biológica ideal:
  • Contagio fácil - Por aire, saliva y piel, por ejemplo. El objetivo es matar a toda una población, por lo que tiene que ser de fácil contagio, o  el virus morirá antes de acabar con el objetivo.
  • Alto porcentaje de mortalidad- Evidentemente cuanta más gente muera mejor, es un arma, ¿no?
  • Muerte rápida - A ser posible sin demasiado dolor, por eso de que los derechos humanos se te echarían encima.
  • Antídoto y fácil esterilización - Cuando todos tus enemigos estén pudriéndose en el suelo, tendrás que mandar a tus soldados allí a encargarse de los cadáveres y a saquear las casas. Es importante que el virus no pueda afectarlos de ninguna forma, y que se pueda limpiar la zona fácilmente y esterilizar de forma segura.
  • Genéticamente selectivo - Mola mucho más si puedes diseñar tu arma para que solo afecte a una raza que te caiga mal, como los pijos. En teoría esto es posible.


Pandemia

Esto nos da también una idea de cómo sería el virus que podría acabar con toda la humanidad, sólo difiere en las últimas tres cosas, que son precisamente los mecanismos de control. Una mutación no controlada que haga que un virus diseñado con las anteriores pautas aumente el tiempo en que tardan en aparecer los síntomas, podría terminar en pandemia. Lo más seguro es que saliera de la zona objetivo antes de comenzar a matar a los huéspedes y ya la habrías liado, con todos los medios de transporte que hay en el mundo, estarías contagiado antes de darte cuenta. Si además no hay antídoto...

Podemos tomar un ejemplo real para continuar con el análisis, como el virus de la gripe. No se trata de un virus artificial, pero viene de perlas. De hecho el único fallo que tiene el virus de la gripe como pandémico total, es que su mortalidad no suele ser muy alta, teniendo en cuenta que cumple los demás requisitos: Contagio fácil, muerte y detección de síntomas relativamente lenta, y sin fácil antídoto ni esterilización. Según datos, la mortalidad de la gripe A rondó un triste 1,2% y, gracias a la alarma social mediática, nuestro gobierno compró millones de vacunas (me pregunto que habrá sido de ellas). Sin embargo, con la gripe española la mortalidad fue de entre un 30% y un 40%, cargándose a unos 200 millones de personas, me río yo de la gripe A.

El día que la gripe vuelva con una mortalidad del 100%, recuerda estos consejos.

Hay un interesante juego flash llamado Pademic, en el que el objetivo es acabar con toda la humanidad diseñando una enfermedad. Os reto a poner a prueba estas teorías (recordad, es importante que sea de desarrollo lento, para que de tiempo a contagiar a todo el mundo antes de que se den cuenta).

Estallido (1995), que da el título a este post, trata una epidemia de ese estilo. 


Apocalipsis Z

Hacia 2008 veíamos cómo Emma Thompson anunciaba haber curado el cáncer con un virus reprogramado. Poco después se confirmaba la catástrofe, y confiamos en el único superviviente, Will Smith, para hallar una cura a un virus descontrolado que revive a los muertos de una forma siniestra.

En Soy Leyenda, el hobby de Will Smith es cazar ciervos con un Ford Mustang. Desborda talento el guionista...

No hay mas que ver la de muertos vivientes que hay, actualmente, en nuestras pantallas: Soy Leyenda, 28 días después, 28 semanas después, Dead Set, The Walking Dead, Zombies Party, Plants vs. Zombies, Dead Island, Resident Evil (1, 2, 3, 4, 5 y sus numerosas películas), la Duquesa de Alba (chiste fácil)... Es como para planteárselo.

¡Oh! ¡la vida eterna! ¡qué inalcanzable utopía! Y mejor que sea así, si conlleva pasarte la eternidad con esta pinta de yupi después de una fiesta con Pocholo en el New Garamond.

Pero antes de sacar conclusiones precipitadas, hay que leer alguna publicación estrictamente científica como "Zombi: Guía de supervivencia".
The cover to The Zombie Survival Guide
Libro de lectura obligada si eres un friki.
Según este libro, el virus que convierte al ser humano en Zombi (Solanum) destruye el lóbulo frontal, que es el encargado de dirigir nuestra conducta y planificar nuestras acciones, y para el corazón. Después convierte el cerebro en un nuevo órgano capaz de sobrevivir sin oxígeno, por lo que todo el sistema fisiológico ya no es necesario (podría vivir sin sangre). Éste nuevo órgano reactiva algunas funciones básicas, como las funciones motrices y despierta algunos instintos. Al final queda un ser con mucha hambre, que prefiere comer carne fresca humana, y que no tiene ninguna función más. Sólo se contagia por intercambio de fluidos, (si quieres montártelo con un/una Zombi, es mejor que uses protección, le ates y le tapes la boca para que no te muerda), y es 100% efectivo.

Si comparamos con las pautas anteriores, aunque no es de fácil contagio, sí que tiene dos ventajas claras: Afecta al 100% de los contagios, y podría decirse que no mata a nadie (bueno, hasta que el cadáver se pudre del todo en unos 3 años), por lo que todos los infectados son transmisores del virus. Una pandemia que avanza lenta pero segura. Lo malo es que los síntomas aparecen con relativa facilidad, en unas 24 horas ya eres un trozo de carne andante. Esto, y la poca movilidad de los infectados, hace que se pueda evitar fácilmente (y sólo de esta forma) con una "purga" a la antigua usanza. Destruimos todo y fuera.


Resumiendo

Para terminar, intentaré resumir algunas preguntas que han salido a la luz e inventarme sus respuestas.

P: ¿Se está investigando actualmente sobre armas biológicas?
R: Según la wikipedia, los servicios de inteligencia estadounidenses tienen una larga lista de países sospechosos de tener armas biológicas, y lo curioso es que ellos también están en esa lista (¿sospechan de sí mismos?). En definitiva, es muy probable que sí, se siga investigando sobre ello.

Aquí tenemos la vanguardia iraní en armas biológicas

P: ¿Cúales son las probabilidades de que una mutación descontrolada de un arma biológica lo convierta en un pandémico?
R: Las mutaciones en cierto tipo de virus son muy frecuentes, pero se producen de forma azarosa. No hay nada que fuerce a un virus a mutar en una dirección determinada y siempre se partiría de un virus nuevecito sin mutar. Por lo que la probablidad, seguramente, es muy baja. En cualquier caso, el problema no es tanto que suceda una mutación peligrosa, sino que se cree específicamente en el laboratorio con algún fin (maligno o no).
No hay que temer nada si la investigación en armas biológicas tiene el mismo éxito que la investigación médica
(sutil ¿eh?)

P: ¿Son posibles los Zombis?
R: La guía de supervivencia habla de sustituir el cerebro por un órgano nuevo que no necesita oxígeno y que activa ciertas funciones. Los organismos que no utilizan oxígeno existen, no sé hasta qué punto sería posible un órgano anaerobio ni si un virus podría transformar el cerebro en uno. Pero el libro, si no recuerdo mal, no dice de dónde obtiene energía éste órgano, recordemos que en los animales que conocemos es necesario un sistema biológico complejísimo sólo para llevar oxígeno al cerebro. Si está desactivado, ¿cómo llega al nuevo cerebro lo que sea que necesite para producir energía? No parece una aproximación totalmente realista. Sin embargo, en la ficción hay muchos tipos distintos de Zombis, habría que estudiarlos todos.

El sistema circulatorio de una gamba, perdón, cigala, que tiene pinzas.
P: ¿Y no se podría usar esto para el bien?
R: Pues hombre, principalmente, es lo que se hace. Pero si hablamos de cosas más guays como super-poderes, habrá que esperar a otro post en el que lo analice, porque también hay tema para rato.

En conclusión, el tema da para mucho, mucho, pero mucho, mucho. Tendríamos que estudiar microbiología por un tubo (o hablar con algún experto, como en Redes) para estar seguros de lo que se puede o no se puede hacer. Así que, por el momento, tendremos que conformarnos con confiar en la humanidad y no preocuparnos, o afiliarnos a alguna asociación o grupo terrorista anti-ingeniería genética, como 12 monos.


No podía despedirme sin hacer referencia a 12 monos (1995). Una de las mejores películas sobre viajes en el tiempo y catástrofes víricas. Grande Bruce Willis.


2 comentarios:

  1. Mierda tío!
    Visto que no nos lanzamos a hacer nada con Realidad Aumentada, ya estaba pensando en una amenaza real de zombis y darle brillo a la espada de la comunión y la escopeta de perdigones (Spain is different).

    Por otro lado, lo del cerebro sin oxígeno no hay por dónde cogerlo. Es mucho más realista lo de los zombis haitianos: emplean veneno de pez globo (¿o raya?) para que entre en un estado de semi inconsciencia. Luego le entierran y al poco lo semi-despiertan para tener un esclavo zombi gratis. El truco es que no está muerto, sino muy drogado (y legalmente enterrado).

    ResponderEliminar
  2. Sí que saben estos haitianos... Se me ocurre mucha gente con la que se podría hacer eso... Lo malo es que tienes que ocuparte de darle de comer y todo eso, además de que se tome su dosis diaria de veneno de pez globo. Al final es mejor tener perro, y es legal.

    ResponderEliminar