miércoles, 18 de mayo de 2011

3D Hasta en la sopa III - Vómitos y holografía

Comentaba en el último post sobre 3D, que la actual generación deja bastante que desear, y que el futuro estaba en mezclar todas las tecnologías, o hacer algún tipo de holografía. Teniendo en cuenta un artículo que leí en la revista Edge, y mis búsquedas por Internet puedo afirmar que, hasta cierto punto, no está tan lejos nada de eso.

Mareos y vómitos con la 3DS

Se oyen quejas sobre la Nintendo 3DS. Hay gente a la que, aparentemente, le sienta muy mal estar delante de esta nueva consola, y para colmo viene con un aviso de que tiene un peligro potencial para los niños cuyos ojos se están desarrollando. El panorama no es muy tranquilizador (ni muy nuevo porque esto mismo también se había oído con el cine en 3D). ¿Qué problema hay?

Si miras demasiado una Nintendo 3DS puede ocurrirte lo que a este tipo y desarrollar rayos X en los ojos.
El problema está en que, como afirmaba en la entrada anterior, con la tecnología actual se está forzando a los ojos a ver una imagen determinada. El ser humano, puede ver en 3D porque los ojos perciben una imagen diferente al estar separados unos centímetros, pero, además de eso, interviene la profundidad de campo. Sólo podemos ver nítidamente una determinada zona, donde nuestra vista está enfocando, como pasa igual con una cámara de fotos o de vídeo. Normalmente no nos damos cuenta porque los ojos miran siempre a la zona que se enfoca.

Pero con las imágenes proyectadas en pantalla, puedes estar mirando a una zona que no esté enfocada. Si la imagen es plana, nos da igual porque nuestra vista está enfocada en la pantalla todo el rato. Pero con el 3D no pasa esto. Con el 3D, nos da la sensación de que hay un objeto más cercano o más lejano de la pantalla, por lo que tenemos el reflejo de enfocar la vista al objeto y no a la pantalla. Si no puedes evitar este reflejo, cosa que a mucha gente le pasa, tu cerebro se hace un lío, tu vista se cansa de estar enfocando y desenfocando, y al final, echas salsa de queso regurgitada en tus palomitas cuando estas viendo tranquilamente Destino Final 4 en 3D.

Esta imagen muestra claramente el problema. Nuestra vista debe estar enfocada a la pantalla, sin embargo,  tiende a enfocar al objeto en 3D.

Y este es el principal problema de la 3DS por ejemplo. Aunque los vómitos se pueden disminuir bajando un poco el efecto 3D, al reducir un poco la diferencia entre el enfoque de tus ojos y el del juego, haciéndolo más llevadero.

Holografía

Todos hemos soñado con un robot cilíndrico blanquiazul proyectando la imagen de una princesa sobre el suelo de nuestro salón. 

Última tecnología holográfica en Tatooine. Aún deja mucho que desear, y, a pesar de que fue inventado hace mucho tiempo, no se puede conseguir en nuestra galaxia, hay que irse hasta otra muy muy lejana.

Sin embargo, parece ser que la realidad está muy lejos de una proyección en 3D desde la cabeza de un robot. SeeReal, una de las empresas que trabaja en la línea holográfica utiliza un método muy distinto para hacernos ver lo que sería el 3D más real posible hoy día.

La técnica utilizada se basa en la física de la luz. Nuestros ojos no ven el objeto, sino la luz reflejada en él. La teoría es que si se puede simular este efecto, percibiríamos los objetos virtuales como lo hacemos con los reales. Para ello, esta empresa ha diseñado un prototipo que a partir de una serie pantallas, lentes y un par de cámaras para el seguimiento de los ojos, consigue mostrar un objeto en 3D en color y todo. Al parecer se trata de dirigir los rayos de luz de la pantalla a los ojos directamente, sabiendo dónde se encuentra el observador. Esta tecnología, además se puede extender a varios observadores.

El prototipo de SeeReal con una imagen de StarTrek para atraer a frikis tecnófilos.

¿Es el 3D que veremos en un futuro próximo? Desde luego tiene papeletas para acabar con el 3D actual, ya que no cansa la vista, permite toda la profundidad posible y la visión desde distintos ángulos, e, incluso, abrirá la puerta a otras cosas interesantes como varias personas viendo distintas imágenes en una misma tele, sin necesidad de gafas.

Sin embargo, tiene sus pegas. Estamos hablando de que se necesita toda la información del objeto en sus tres dimensiones, es decir, no vale para imágenes planas, por lo que el cine tradicional, de momento, queda descartado, ya que habría que reproducir mediante animación digital todos los personajes y escenarios grabados (una locura en una película de Almodóvar). Por supuesto, sí que podría valer para videojuegos, donde la información se genera automáticamente, y también para películas de animación 3D.

Pero el problema más grande es que aún le queda mucho camino por recorrer hasta que podamos jugar a Halo Holográfico (o Halográfico), ya que de momento sólo hay un prototipo del que hay que resolver aún múltiples problemas, por no hablar de lo que habrá costado, si ya es cara una tele 3D normalita…

Además aunque pueda extenderse a varios observadores, no deja de tener un límite práctico, ya que la extensión se basa en aumentar la frecuencia de actualización de la pantalla 60 Hz por cada observador. Aunque ya se anuncian pantallas de 600Hz que valdrían para 10 personas, no tiene pinta de que sea factible, con esta tecnología, formar un holograma de un tiburón gigante en mitad de una plaza que ataque virtualmente a los incautos viandantes. Al final se trata de un eye-tracking, no funciona si no estás mirando a una pantalla.

¿Llegará algún día la holografía proyectada ideal que vemos en las películas y series? Una tecnología capaz de mostrar objetos en 3D emplazados virtualmente en el espacio real, sin pantallas, gafas ni sombreros de copa... Me aventuro a decir que moriremos antes de verlo.

video

Aquí tenemos a Ben Affleck mostrándonos la diferencia entre el 3D y la holografía en Paycheck (¿os he dicho alguna vez que Ben Affleck es dios?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario