domingo, 14 de noviembre de 2010

Viajes en el tiempo I - La máquina del tiempo

El otro día vi la trilogía de Regreso al Futuro, y me entró el gusanillo. Como es uno de mis temas de ciencia-ficción favoritos, voy a analizarlo en profundidad en varios posts que iré escribiendo, porque el tema da para mucho. Hoy hablaré de las bases científicas (muy generales) y los tipos de máquinas del tiempo.

¿Son posibles los viajes en el tiempo?

Resumiendo: En la teoría, sí. En la práctica no. En la Wikipedia hay un artículo muy interesante, pero no me lo he leído entero (porque era tan interesante como largo), así que hablaré desde mi desconocimiento.

Según la relatividad, el tiempo es relativo al observador, de forma que el tiempo corre más despacio para aquellas cosas que tienen una velocidad más alta, llegando a detenerse si se viaja a la velocidad de la luz.

Esta movida permite viajar hacia el futuro de forma "relativamente" (jjijiji) fácil, simplemente hay que correr mucho y aguantar así un tiempecillo y cuando te pares habrá pasado mucho más tiempo para el resto del universo que para ti.

Pero viajar al pasado no es tan sencillo. La mayoría de teorías implican energías muy grandes y aparatos inverosímiles como cilindros giratorios de más un gritón de toneladas.

El método más plausible (si es que es algo plausible) de viajar en el tiempo sería usar agujeros de gusano. Estos agujeros conectan dos puntos alejados del espacio, acortando la distancia del viaje entre ellos. Si se acelerara mucho un extremo, los dos puntos discurrirían en tiempos distintos, por lo que si se viajara a través del agujero se viajaría en el tiempo. No se ha demostrado la existencia de estos agujeros más que de forma teórica.

Otra forma es la utilización de curvas de tiempo cerradas. Esto son lineas de universo (sí, yo tampoco sé a qué se refiere) que se cierran en el tiempo, de forma que empiezan donde acaban o más bien cuando acaban. La pega es que nuestro universo no lo permite.

En esta web que he encontrado se sugiere que las zanahorias podrían usarse para viajar en el tiempo. No hace falta leerlo entero (yo no lo he hecho), porque es bastante chorra, pero me he permitido copiar una inquietante foto que acompaña al texto, y que puede ser la prueba de que los viajes en el tiempo (posiblemente mediante zanahorias) son ya una realidad:

El tío de esta foto es una réplica temporal producida cuando yo, un poco más viejo y gordete, viajé años atrás en el tiempo usando una zanahoria gigante. La foto data de al menos hace 5 años (dado que la entrada en la web de donde la he sacado es de 2005).


Tipos de máquinas del tiempo

Vale, no se puede viajar en el tiempo, pero  imaginemos que sí. Hay muchos tipos distintos de máquinas del tiempo que se han visto en la ciencia-ficción, pero yo las voy a clasificar por la forma de viajar en el tiempo. Fundamentalmente hay dos clases.

La primera es la forma clásica: Cojo mi zanahoria gigante, marco la fecha a la que quiero viajar, le doy a un botón y al instante estoy en el mercado de pacífico en el año 2005. Este tipo de máquinas, como la de La máquina del tiempo de H.G. Wells (1895) (o su adaptación al cine, El tiempo en sus manos (1960)), o la máquina de Regreso al Futuro (1985), permitirían viajar a cualquier fecha concreta.
Máquina del tiempo de "El tiempo en sus manos" en Big Bang Theory.

Normalmente esta forma de viaje en el tiempo se descarta teóricamente, por la sencilla razón de que no se suelen ver turistas temporales por ahí, y podría dar lugar a paradojas bastante gordas. Uno podría viajar al pasado y matar al padre de Alejandro Sanz, evitando su nacimiento y el sufrimiento de millones de personas.

Algunas historias de ciencia-ficción como La patrulla del Tiempo de Poul Anderson (1991), o Time Cop de Van Damme (1994) especulan con esto y hablan sobre "policías temporales" que se dedicarían a evitar posibles catástrofes debidas a las alteraciones producidas por viajes en el tiempo.
En Time Cop, Van Damme es miembro de la Comisión de Control del Tiempo.

La otra clase de máquinas es la que no permite volver más atrás del momento en que fue puesta en marcha. Este tipo de máquina del tiempo, se considera más realista, y encaja con las llamadas curvas de tiempo cerradas. Además explica la ausencia de turistas temporales. En Primer (2004) y Los Cronocrímenes (2007) se utilizan máquinas de estas características.

En primer además la máquina del tiempo es portátil y se puede introducir dentro de otra máquina del tiempo.

Por último hay un tercer tipo, aunque no es técnicamente una máquina del tiempo, ya que no viaja en el tiempo, sino entre universos paralelos que discurren en épocas distintas (ya explicaré más adelante el concepto de los universos paralelos aplicado a los viajes en el tiempo). En Rescate en el Tiempo (1999) de Michael Crichton (uno de los mejores libros que he leído), la máquina les permite viajar a otro universo que discurre en el medievo (aunque todo esto no se cuenta en la película TimeLine (2003)). Otra curiosidad de este libro, que no se cuenta en la película, es que la máquina no hace viajar a la persona, sino que retransmite su información molecular y crea una copia en el otro universo, por lo que los usuarios tenían que morir al usarla para ser vueltos a crear en otro lado. (En uno de los episodios de Big Bang Theory se habla sobre estos problemas en la teleportación). Además la copia tenía problemas de transmisión, por lo que, si se usaba muchas veces, los fallos de la copia se iban acumulando hasta volver loco y matar (definitivamente) al usuario.


Esto es todo por hoy, en la siguiente entrega hablaré sobre paradojas temporales y sus consecuencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario